Tartas

TARTA DE CHOCOLATE BLANCO Y FRESAS DECORADA CON UNICORNIO

El domingo fue el cumpleaños de la peque de la casa. ¡Cumplió cuatro años! Así que le pregunté de qué quería su tarta y de seguida me dijo que de chocolate blanco, fresas y con unicornio. Y éste fue el resultado. Una tarta de chocolate blanco y fresas decorada con unicornio.

Es una tarta muy vistosa con los colores y las formas del pelo pero he de reconocer que es una tarta que lleva faena. La combinaciones de sabores es muy ligera a pesar de llevar chocolate blanco y muy suave.

Al ver su carita al verla compensó toda el trabajo y super orgullosa le ha ido contando a todos sus amiguitos que tuvo una tarta de unicornio.

Si tenéis peques fans de los unicornios animaros a prepararla porque el resultado es increíble.


TARTA DE CHOCOLATE BLANCO Y FRESAS

Ingredientes

Para el bizcocho

  • 300gr de azúcar
  • 300gr de mantequilla
  • 6 huevos
  • 300gr de harina
  • 3 cucharaditas de levadura en polvo
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla

Para el relleno de la tarta

  • mermelada de fresas

Para la ganache de chocolate blanco

  • 400gr de chocolate blanco para fundir
  • 350ml de nata líquida

Para el swiss meringue buttercream de vainilla

  • 4 claras
  • 180gr de azúcar
  • 340gr. de mantequilla
  • 1 cucharadita de extraco de vainilla
  • colorante

Para la decoración

  • Fondant blanco
  • Fondant negro
  • Purpurina dorada
  • Sprinkles

Preparación

Para el bizcocho

  1. Precalentamos el horno a 180º y engrasamos los moldes con spray desmoldeante.
  2. En la batidora ponemos la mantequilla y el azúcar y batimos hasta que la masa quede blanquecina. Le agregamos los huevos uno a uno y batimos bien.
  3. Añadimos el extracto de vainilla.
  4. Por último le incorporamos la harina y la levadura tamizadas y mezclamos con cuidado.
  5. Repartimos la masa en los moldes, en este caso usé cuatro moldes para poder conseguir la altura suficiente para decorarla bien.
  6. Horneamos durante 25 minutos o hasta que esté cocido comprobando con un palillo y que éste salga limpio.
  7. Los dejamos enfríar en una rejilla.

Para la ganache de chocolate

  1. Ponemos en un cazo la nata y llevamos a ebullición.
  2. Le echamos el chocolate troceado y mezclamos hasta que el chocolate se hay fundido por completo.
  3. Lo dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Para el swiss meringue buttercream de vainilla

  1. En un cazo ponemos las claras y el azúcar y lo calentamos hasta 60º.
  2. Lo pasamos al bol de nuestra batidora y batimos para formar el merengue.
  3. Tendremos la mantequilla cortada a dados a temperatura ambiente para agregarla poco a poco cuando el merengue esté listo y frío.
  4. Si vemos que la mezcla se nos corta seguimos batiendo hasta conseguir una mezcla suave.
  5. Una vez montado el swiss meringue le agregamos vainilla.
  6. Repartimos el swiss meringue buttercream en cuatro boles para poder crear los diferentes colores del pelo del unicornio.
  7. Añadimos el colorante para conseguir los colores que queramos, yo usé turquesa, violeta y dos tonos de rosa.
  8. Lo ponemos en mangas pasteleras con diferentes boquillas, yo usé la 1M, 4B, 2D y 2A de Wilton.

Para las decoraciones de fondant

  1. Estiramos el fondant blanco en forma de churro para poder hacer el cuerno, lo vamos enrollando sobre una pajita o palillo para luego poderlo poner sobre la tarta.
  2. Hacemos las orejas con el fondant blanco, primero unas bolitas y de ahí le vamos dando forma. Haremos también la parte interior. Las podemos poner con un palillo para que nos sea más fácil de colocar en la tarta.
  3. Con un poco de ginebra o otro alcohol blanco haremos un poco de pintura con la purpurina dorada y pintamos el cuerno y la parte interior de las orejas.
  4. Por último con fondant negro hacemos los ojos del unicornio.

Para el montaje de la tarta

  1. Batimos la ganache de chocolate blanco ligeramente; tiene que quedar un poco más blanquecina pero sin sobrebatirla porque sino nos será más difícil de cubrir la tarta.
  2. Ponemos una capa de bizcocho y lo rellenamos de mermelada de fresas.
  3. Cubrimos con otra capa de bizcocho y le ponemos una capa fina de ganache de chocolate blanco.
  4. Cubrimos con otra capa de bizcocho y lo rellenamos con mermelada de fresas. De esta forma tendremos una capa de mermelada, una de ganache y otra de mermelada.
  5. Ponemos la última capa de bizcocho con la parte de la base hacia arriba; de esta forma nos queda la tarta más recta.
  6. Ahora cubrimos la tarta con una capa fina de ganache de chocolate y la dejamos enfriar un poco en la nevera para que nos sea más fácil de acabarla de cubrir.
  7. Acabamos de cubrir la tarta con la ganache y con ayuda de una espátula caliente (mojamos un poco con agua muy caliente y secamos) la vamos alisando.
  8. Cuando la tengamos bien lisa ya podemos empezar a decorarla.
  9. Con las mangas pasteleras vamos haciendo el pelo del unicornio combinado los colores y las formas.
  10. Le colocamos el cuerno, las orejas y los ojos.
  11. Por último le añadimos unos cuantos sprinkles, encontré unos que son de los mimos tonos que la tarta así que quedaban perfectos, y ya la tenemos lista.

NOTAS:

  • Para conseguir la altura suficiente para la tarta utilicé cuatro moldes pero si no tenéis tantos podéis usar dos y luego cortarlos por la mitad.
  • Para los colores yo usé turquesa, violeta y dos tonos de rosa pero se puede hacer cualquier otra combinación.
  • Si no tenéis las boquillas podéis usar otras, lo que queda muy bonito es que se vean diferentes formas y colores.

Espero que os haya gustado y os animéis a prepararla.

¡Nos vemos en la próxima receta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *