tarta-albaricoques-7

Tarta de albaricoques y almendras

 

Llega el verano y con él toda la variedad de frutas. Y la difícil decisión. Que recetas preparar con tantas ideas en mente?

Compré unos albaricoques con una pinta espectacular y además estaban deliciosos. Así que una de las primeras recetas veraniegas fue esta tarta de albaricoques y almendras.

La combinación del crujiente de la masa quebrada con el relleno de almendras y los albaricoques es increíble. En casa triunfo mucho, incluso a mi hijo mayor que aunque no le gustan los albaricoques si que se comió la tarta.

Aunque ahora con el calor no apetece mucho encender el horno, vale la pena preparar ésta tarta aprovechando que hay unos albaricoques deliciosos en el mercado.

Me encanta aprovechar las frutas y verduras de temporada. Están en su mejor momento para el consumo y además a un precio razonable.

 

 

No sé si os pasa pero el día tiene pocas horas para todo lo que tengo en mente.

el mayor ya no tiene cole aprovecharé para poner más recetas e ir preparando nuevas ideas que tengo en mente.

Lo bueno de que tenga vacaciones es que no vamos con los horarios arriba y abajo. Lo malo que ahora tenemos muchas horas para rellenar y demasiada calor para según que actividades.

Así que entre playa, piscina y parque; seguiré con el blog. ¿Y vosotros que hacéis en vacaciones con los peques?

 

 

 

 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
 
Autor:
Ingredientes
Para la masa quebrada
  • 150gr de harina
  • 80gr de mantequilla
  • 55gr de azúcar
  • 2 yemas de huevo
Para el relleno
  • 50 gr de azúcar glas
  • 90 g de almendras molidas
  • 1 cucharada de Maizena
  • 1 huevo grande
  • 50 gr de mantequilla
  • 50 gr de nata líquida
Para la decoración
  • 6 albaricoques
  • mermelada de albaricoques
Preparación
Para la masa quebrada
  1. Preparamos la base de la tarta poniendo en el bol de la batidora la harina, el azúcar y la mantequilla cortada a dados.
  2. Con la pala mezclaremos los ingredientes hasta conseguir una textura arenosa.
  3. Le incorporamos las yemas de huevo y seguimos mezclando hasta conseguir una masa homogénea.
  4. Hacemos una bola con la masa, la cubrimos con papel film y dejamos enfriar en la nevera unos 30 minutos.
  5. Precalentamos el horno a 180ºC y transcurrido el tiempo forramos el molde.
  6. Para ello estiramos la masa sobre un papel de horno espolvoreando un poco de harina para que no se nos pegue.
  7. La dejamos de unos 3mm de grosor.
  8. Con cuidado lo forramos dándole forma con la mano y retirando el exceso de masa de los bordes.
  9. Una vez lista la masa le ponemos papel de horno encima con unos garbanzos secos para que hagan de peso y no nos suba; también podemos pinchar la base con ayuda de un tenedor.
  10. Lo cocemos durante 15 minutos, después le sacamos los garbanzos y dejamos acabar de cocer 5 minutos más.
Para el relleno
  1. En un bol tamizamos las almendras, el azúcar glas y la Maizena.
  2. Añadimos la mantequilla derretida, el huevo y la nata y batir hasta conseguir una mezcla homogénea.
  3. Colocamos la mezcla en la base precocida.
Para la decoración
  1. Lavamos y cortamos por la mitad los albaricoques, quitándoles el hueso.
  2. Los colocamos encima de la masa de almendras.
  3. Horneamos durante unos 50 minutos a 160ªC.
  4. Controlamos que no de tuesten mucho, y sino le colocamos un papel encima para que se termine de cocer.
  5. Una vez cocida la sacamos del horno y la colocamos en una rejilla hasta que se enfríe por completo.
  6. Cogemos un poco de mermelada de albaricoques y le agregamos un poco de agua y calentamos unos segundos en el microondas para pintar los albaricoques y tengan un toque brillante.
 

Leave a Comment